jueves, 13 de noviembre de 2014

LHQNSV

Nueva página en La historia que no se ve

Por fin Alfaro se ha decidido a enviarme una fotografía. Sé que este año ha sido de mucho trabajo para él, por lo que vamos a perdonarle el retraso.

Esta es la foto:


























Un auténtico angelito de carne y hueso. Su nombre es Carolina; conozco a sus padres y sé cuándo y dónde nació. Estos datos condicionan la historia que he de escribir; por lo tanto, en esta ocasión, tendré que hacer un trabajo de "borrado de información" para que esta preciosa niñita inspire la historia pero no la condicione.
¿Queréis saber la verdad?: No tengo la más mínima idea de por dónde empezar.

2 comentarios:

  1. Impaciente estoy por conocer esa inspiración. Seguro que el esfuerzo será mínimo. Tu potencial va más allá de lo cotidiano, y tu inventiva y forma de transmitirla no tiene límites.

    Un auténtico placer que vuelvas, y lo hagas frente a esa magnífica foto de Alfaro, que nos deja siempre boquiabiertos.

    Felicitaciones para él y un abrazo para ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me das miedo, Lorni (jajajajaja). El caso es que la niña es deliciosa, y a mí me apetece hablar del trance que supone el nacimiento para todo bebé. Veré lo que hago.
      Saludos.

      Eliminar