lunes, 29 de diciembre de 2014

Hasta siempre, Berta

Recuerdo con una claridad sorprendente los momentos de aquel día en que fuimos a recogerte. Hacía poco habías cumplido dos meses y ya tenías una mirada tan sana, expresiva y alegre, que no dudamos en traerte a casa. Desde la primera noche, Yolanda te eligió como compañera de sus sueños, y a su lado aprendiste tanto que llegaste a conocerla mejor que nadie, y a quererla: sin obsesiones, sin caprichos ni dependencias, con un amor tan grande, sincero y rico, que pronto olvidamos que eras una perra labradora dorada, muy grande y muy blanquita, y pasaste a ser Berta, simplemente. 

Y fue así como tú, Berta, te convertiste en la mejor compañera de vida: sentirte cerca fue una de las emociones más gratificantes y prodigiosas que hayamos vivido. 
    Allá donde estuviéramos, siempre había una mirada nuestra que se topaba con la tuya, porque ibas con nosotros a todas partes. Nunca, a nadie, le resultó molesta tu presencia. Y a nosotros, sin duda alguna, nos hizo grandes y mejores. Y es que tú nunca molestaste; siempre supiste hacer las cosas fáciles. Y siempre llenaste de alegría y bondad los espacios que ocupabas. 

Estoy triste porque ya no volverás, pero sereno y tranquilo porque ahora sé que ya nunca podrás irte: estarás con nosotros para siempre.

Labrador retriever
Labrador retriever

Labrador retriever
Labrador retriever



Labrador_Retriever_Nadando

Labrador retriever hembra

Labrador retriever

Berta o la bondad, el juego y la fuerza 
(Videoclip: ver a la máxima resolución
Fotografías: pinchar sobre las imágenes)

lunes, 15 de diciembre de 2014

"García " va a cumplir un año

El próximo 20 de enero, García cumplirá un año.
   Nunca consideré la opción de tener un perro pequeño; siempre me gustaron los perros grandes, además es con los que me acostumbré a convivir, y es que abrazar un cuerpazo de más de 25 kilos es una sensación especial que me agrada muchísimo.
   Pero, mira por donde, ahora se ha convertido en mi compañera una renacuaja a la que adoro. Al principio me parecía normal su tamaño; la veía como el cachorro que era y me conquistó como lo hace cualquier cachorro. Ahora que ya va a ser adulta, lo que me hace gracia es que la puedo manipular como si siguiera siendo cachorro, y por supuesto ya la quiero y su tamaño nada tiene que ver. Y es que, aunque me cuesta, reconozco que un perro de talla pequeña tiene algunas ventajas. 
   García ha conseguido convertirme.

Lo de llamarse García ha ocasionado muchas situaciones divertidas, pero sin duda la mejor ocurrió en una playa del Cabo de Gata, cuando unos niños se acercaron para jugar con ella. Yo estaba leyendo y los oía gritar y reírse; intentaban meterla en el mar y a la perrita le asustaban las olas. De pronto, una de las niñas, de 5 o 6 años, se acerca corriendo hasta donde yo estaba y me pregunta: 
-¿Cómo se llama el perrito?
A lo que yo respondo: Es una perrita..., y se llama García.
La niña se queda unos segundos pensando, con la mirada hacia arriba y a la derecha. Enseguida, vuelve a mirarme a los ojos y pregunta:
-¿Y de nombre...?


Schnauzer miniatura














Schnauzer miniatura

Schnauzer miniatura






















Schnauzer miniatura
















Cachorro de Schnauzer miniatura
Cachorro de Schnauzer
Schnauzer
Schnauzer negro y plata
Schnauzer miniatura
Schnauzer miniatura negro y plata




















Schnauzer_Miniatura
Schnauzer miniatura negro y plata